Que no me mate Esperanza Aguirre

Un martes cualquiera, lunes no, martes. Me dispongo a ir al trabajo en bici. La bici es soledad, y más a las siete de la mañana.

Como entretenimiento uno le va dando vueltas a la cabeza, igual que a los pedales, que a su vez hacen girar las ruedas. Vueltas y más vueltas.

.

bicicleta-matar-esperanza-aguirre

.Pero no siempre es tan poético. A menudo, uno oye el motor de un coche acercándose, debe estar a 20 metros, diez, cinco.. lo tengo a un metro como mucho.

¡Vaya! en una calle tan estrecha no puede adelantarme, tendrá que esperar…

 

bicicleta-matar-esperanza-aguirre-2Mientras tanto, pedaleo con la tranquilidad de pensar que me ha visto, ataviado con mis dos luces rojas intermitentes traseras y mi chaqueta naranja reflectante, parezco el árbol de navidad de un daltónico.

Me ha visto seguro.

El pobre conductor tiene que poner primera, la calle hace subida, mea culpa supongo, el caso es que voy clavado a 15-20 kilómetros por hora y ese apresurado conductor quiere llegar al semáforo, que está verde. Momento de máximo estrés. Oyes como el motor sube de revoluciones y te pasa, cerca, muy cerca de la bici (que soy yo) y muy lejos del 1,5 metros que recomienda (o exige) la norma de tráfico.

No, no me ha tirado. No he acabado en el hospital, mañana no seré carne de estadística ni de diarios.

Ese coche ha pasado su semáforo en verde y yo no he podido quejarme.

Vueltas y más vueltas.

Siempre he pensado que las carreteras no son propiedad de los coches, los camiones, las bicis o los tractores.. sino de los ciudadanos, que son un espacio más de convivencia. Aunque no sirve de mucho la filosofía en este momento, aún queda un buen rato para llegar al trabajo.

.

Beneficios-de-la-bicicletaUno sigue pensando en los beneficios de ir en bici, salud, subidón de endorfinas y ahorro.

Ahorro en mi economía de privilegiado mileurista y ahorro al planeta, reducción de gasto en combustible, reducción de emisiones de CO2, todo beneficios.

Sólo se trata de mantenerse a la derecha y tranquilo, a la derecha y tranquilo. Como Rajoy, dicho sea de paso, gran aficionado al ciclismo.

.En honor a la verdad cabe decir que muchos otros coches pasan a la distancia y velocidad debidas. Supongo que son coches manejados por gente que estuvo en el lugar que yo estoy ahora, quien sabrá. Sin embargo, la estresante escena se repite dos, tres, cinco veces más.

.

bicicleta-matar-esperanza-aguirre-3Eso sí, uno llega motivado y agradecido. Me siento afortunado de poder seguir llegando a eso que llamamos trabajo y que muchos conocen sólo de oídas. Supongo que formo parte del sortudo grupo de ciclistas no atropellados y con trabajo. O sea, que lo mío son los deportes extremos.

Yo por si acaso, seguiré por la derecha y tranquilo (no me malinterpreten), y dando vueltas y más vueltas, mientras me dure la suerte y no sea Esperanza Aguirre la que viene por detrás.

Escrito por: Gus

4 Comments

  1. Yo voy al trabajo en coche, pero respeto muchísimo a los ciclistas, aunque a veces me dan un poco de rabia (lo reconozco) sobretodo cuando son dos o tres y van en paralelo; lo dicho la calle es un espacio para todos, incluidos los coches. Conclusión: andando, pedaleando o “manejando”, lo importante es avanzar por la vida contento y relajado para llegar a nuestro destino, sea cual sea con salud y buen humor. Dixit.

    Me gusta

  2. Y procura que si te encuentras con Esperanza no sea a las 7 de la mañana, porque si te arrolla y por muy a la derecha que te mantengas, a esas horas es difícil que un testigo pueda constatarlo.

    Me gusta

  3. A proposito de Esperanza, es curioso el comportamiento de los seres humanos cuando manejamos un determinado vehiculo: en un coche, parapetados por un espacio estanco, somos capaces de comernos con papas a cualquiera que se interponga entre el conductor y su destino ( no hay espera ni toletancia, aunque todo depende de la educacion y la forma de ser de cada uno). Curiosa me parece la fidelidad de los motoristas hacia su motocicleta, ya sea un vespino o una harley, sera por eso que van tan tranquilos. Lo de los ciclistas es algo fuera de serie: en como a alguien le guste la bicicleta, eso es ya un amor para toda la vida y la pedalear es sinonimo de felicidad (“algo tendra el agua cuando la bendicen”). De todas forma, deberiamos concienciarnos de que, de todos los conductores, el ciclista podria ser el mas indefenso…pero en cualquier caso, se trata de respeto y punto.
    Personalmente, tengo que confesar que “yo para ser feliz quisiera un camion” pero, a decir verdad, lo mejor que he probado en mi vida son unos buenos y comodos zapatos.

    Me gusta

Deja tu comentario ↓↓↓

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s